«Fantastic Beasts: The Secrets of Dumbledore», la tercera entrega de la saga derivada de «Harry Potter», logró un debut regular en EE.UU., al recaudar 43 millones de dólares en su primer fin de semana, un mínimo histórico para la franquicia.

Desde que las aventuras basadas en los libros de J.K. Rowling debutaron en cines en 2001, ninguna de las películas de «Harry Potter» o de su saga derivada habían bajado del umbral de los 60 millones de dólares en su estreno EE.UU., el principal mercado cinematográfico.

El rendimiento del filme quedó lejos de los más de 74 millones que recaudó la primera película de la saga, «Fantastic Beasts and Where to Find Them», en 2016, y de los 62 millones de la secuela, «The Crimes of Grindelwald», en 2018.

Por eso, revistas como Variety apuntaron a un posible desgaste de la marca, al menos en el país norteamericano, ya que en el mercado internacional la película sumó 150 millones de dólares, con números fuertes en Alemania, Japón y el Reino Unido.

La producción de este título, por el que Warner Bros. desembolsó 200 millones de dólares, ha estado envuelta en una polémica desde que el estudio decidió reemplazar a Johnny Depp por Mads Mikkelsen, dada la mala publicidad del primero por su conflicto judicial con su expareja Amber Heard por acusaciones de maltrato.

Fuente: Unión Radio

Por a1tvsede

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.