La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, comunicó el día de hoy que la última de una serie de masacres en cárceles de Ecuador, ocurrida este lunes, muestra la urgencia de la reforma del sistema de justicia penal y del penitenciario para resolver esta prolongada crisis carcelaria.

Al menos 44 presos fueron asesinados en la prisión de Santo Domingo de los Tsáchilas, registrando así 64 muertes en lo que va de año, con lo que el número de reclusos fallecidos en enfrentamientos entre bandas rivales en poco más de dos años superó los 400.

Bachelet indicó que se presume que el Estado es responsable por estas muertes, que deben ser investigadas de forma transparente.

Fuente: EFE

Por a1tvsede

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.