El Parlamento de El Salvador ha aprobado una reforma al Código Penal propuesta por el mandatario que persigue la difusión de comunicaciones que generen “zozobra y pánico en la población”

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, durante una ceremonia con militares el 27 de marzo, en San Salvador.

El presidente Nayib Bukele ha recrudecido su ofensiva contra los medios de comunicación de El Salvador. El Congreso del país centroamericano aprobó el martes una reforma al Código Penal que amenaza con hasta 15 años de cárcel la difusión de mensajes de pandilleros en la prensa salvadoreña, en momentos en que el Gobierno mantiene el controvertido estado de excepción impuesto por el mandatario dentro de su denominada guerra contra las pandillas, que ha dejado hasta el momento casi 7.000 pandilleros detenidos. Bukele ha echado mano de la historia de la Segunda Guerra Mundial para justificar esta nueva medida: “Cuando los alemanes querían erradicar el nazismo, prohibieron por ley toda la simbología nazi, así como los mensajes, apologías y todo lo que fuera dirigido a promocionar el nazismo. Nadie dijo nada, era entendible que fuera así. Ahora nosotros haremos eso con las pandillas”, ha escrito en Twitter.

La legislación persigue “la elaboración y reproducción ilegal de mensajes, señales, denominaciones o propaganda alusiva a pandillas” y establece penas de entre 10 a 15 años de cárcel a “quienes por medio de las Tecnologías de la Comunicación e Información, medios de comunicación radial, televisivo, escrito o digital, reproduzcan y transmitan mensajes o comunicados originados o presuntamente originados por dichos grupos delincuenciales, que pudieren generar zozobra y pánico en la población en general”.

Cortesía El País

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.