La reducción del presupuesto por parte del Ejecutivo nacional  convirtió en un verdadero cementerio   la flota de autobuses de la Universidad de Carabobo.

En el Rectorado de esta casa de estudio, ubicado en la avenida Bolívar Norte de Valencia,  se puede observar  algunas  unidades sobre bloques o troncos porque no cuentan con cauchos, otras varadas por falta de  repuestos, aceite, baterías, fallas en el motor, frenos y mecánica pesada.

El presidente de la Federación de Centros Universitarios (FCU), Marlon Díaz, aseguró que la institución contaba en Carabobo con 65 autobuses y  solo están operativos tres.

En  la sede de Aragua había  25 unidades  y hoy solo está trabajando una. El resto  se encuentran  paradas  en talleres adscritos a la UC.

El Ejecutivo, según el dirigente estudiantil, mantiene desatendidas a las universidades del país.

“La Dirección de Transporte  recibe poco presupuesto. Esto ha impedido reparar  las unidades  y renovar la flota, porque hay algunas que tienen más de 60 años  prestando  el servicio”.

La autoridad de la FCU- UC, aseveró que las pocas que están operativas   es por donaciones y también porque los estudiantes se han organizado.

Dijo que la situación es preocupante porque cuando regresen completamente  a las aulas, los jóvenes que viven en Yaracuy, Cojedes y Aragua  no podrán trasladarse  a la casa de estudio en Carabobo.

“El Ejecutivo debe atender a la Universidad de Carabobo  y también a las del resto  del país.  No es solo transporte también  está el tema del comedor, las becas estudiantiles, servicio médicos y el seguro”.

Fuente: Carabobo es noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.