Seis meses detenido y un mes con coleta de excarcelación tiene el fotógrafo falconiano Carlos Debiais García, a quien además se le comprobó que no tomó fotografías ni vídeos de la refinería Amuay en el estado Falcón, el pasado mes de noviembre de 2021 cuando fue detenido y acusado de terrorista en cadena nacional.

Su padre, Carlos Debiais, quien ha estado al frente de buscar la libertad para su hijo desde su detención, detalló que son más las vicisitudes y los desajustes familiares que han vivido desde entonces. La madre del joven fotógrafo de 32 años, sufre de insomnio y depresión, al igual que su esposa y abuelas que son personas de la tercera edad.

El hijo del fotógrafo ya presenta problemas de conducta al tener tantos meses sin su padre. También fue referido a un especialista por problemas de depresión. «Todo el entorno familiar está afectado», dijo Debiais.

Una violación tras otra al debido proceso

Carlos Germán, fue detenido en el mirador turístico de Campo Médico, un sitio público y concurrido por muchos visitantes, en el municipio Los Taques del estado Falcón, donde supuestamente cerca queda la casa de un general que le acusa de espionaje
en el caso.

La Dirección General de Contra Inteligencia Militar (Dgcim), fue la que acudió a su detención y le revisaron todos los equipos donde pudieron notar que el joven no tenía fotos ni vídeos de las refinerías, sino de la bahía de Amuay y sus atardeceres, ya que es un fotógrafo paisajista.

El 12 de noviembre sufre una desaparición forzada por funcionarios de la Dgcim se le hizo un barrido en las calles aledañas, donde no hallaron nada, también hicieron un allanamiento sin orden y se llevaron cámaras fotográficas, equipos electrónicos y laptops de la casa, ubicada en Judibana.

El 13 fue presentado en el tribunal Penal de Punto Fijo, pero por no tener competencia en terrorismo, declinan su competencia y en la noche es trasladado a la sede de la Dgcim en Boleita Norte, este día el general Remigio Ceballos, anuncia su aprehensión en cadena nacional, se toma como un caso político ya que faltaba una semana para las elecciones de alcaldes y gobernadores.

El 14 es presentado ante el tribunal Antiterrorismo en Caracas con la Fiscal nacional 54 y se le imputan tres delitos. Quedó privado de libertad y estuvo aislado por casi 60 días. «Sin ver la luz del sol, sin contacto físico con sus familiares ni llamadas por teléfono ni cartas, solo a mediados de diciembre que se le permitió una llamada de cinco minutos a su madre y esposa, a partir del quince de diciembre se le permiten visitas, las llamadas fueron grabadas y en presencia de funcionarios de penitenciaria, también sus cartas fueron violadas, leídas y en algunos casos comisadas», lamentó su padre.

La audiencia preliminar que estaba fijada para el 30 de diciembre, fue diferida por vacaciones de tribunales, que se reanudaron el 11 de enero. Luego, se vuelve a fijar para el 3 de febrero; se vuelve a diferir y ponen fecha para el 10 de febrero.

Nunca se presentaron pruebas y la fiscal Nacional 54 pretendió acusar solo con el acta policial, esa audiencia preliminar del Tribunal Tercero de Control con competencia en terrorismo le otorga una medida sustitutiva de libertad con presentación cada 15 días, esto sucede cuando admite el delito (previo acuerdo con la juez), para no llevarlo a juicio y admitió el incumplimiento del régimen de la nación, el cual tiene una pena de 4.5 años.

«Ese día tenía previsto que saliera en libertad, pero una llamada al TSJ por parte de la Juez le ordenaron que la libertad debia darse por la sede de la Dgcim en Boleíta Norte, que en diez días todo el procedimiento se realizaría y estaría en libertad. El expediente fue remitido y traslado del Sebin al Rodeo II Y nunca se respetó su sitio de reclusión que era el Hombre Nuevo en El Paraíso», dijo su padre.

A partir de que su expediente es trasladado al tribunal de Ejecución, se le otorga la boleta de excarcelación con fecha del 12 de abril y desde entonces no se ha podido tener la libertad hasta tener la aprobación de la ministra de Penitenciaría, Mirelys Contreras.

La familia ha agotado las instancias nacionales, se hicieron todos los procesos y se solicitó a todos los organismos competentes, pero no se ha tenido respuestas. «Hoy mi hijo cumple seis meses detenido por unos delitos que no cometió y un mes con boleta de excarcelación. Se le siguen violando los derechos humanos y fundamentales a Carlos Germán Debiais García», concluyó su padre.

Fuente: Una Ventana a la libertad

Por a1tvext

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.