En Falcón
FUNGRADEPA es una institución de carácter social que agrupa a 86 familias con niños discapacitados diagnosticados con: parálisis cerebral, autismo severo, microcefalia o cualquier condición médica que los hacen dependientes de los cuidados de sus seres amados.

Irene Ferrer, Presidenta y fundadora de la fundación, afirmó que el objetivo de ésta organización se encuentra en reducir la taza de personas en estado de rechazo, deterioro, abandono por sus familiares en virtud de estress, depresión o duelo; mejorando la calidad de vida de las personas discapacitadas.

Para tal fin dictan acciones de formación gratuita con la finalidad de estimular e integrar a las familias especiales en pro del bienestar psicosocial de estas familias, también desarrollan programas informativos para el impulsar y recepción de donaciones de ropa, calzados, medicamentos que beneficien a los miembros de la gran familia FUNGRADEPA. Así mismo, promueven el emprendimiento de nuevos recursos que cubran las necesidades de los pequeños, mediante la venta de galletas, tortas, dulces típicos y artesanales.

Entre los logros de esta institución social se encuentran: el desarrollo de talleres sobre cómo aceptar a nuestros hijos, inteligencia emocional para los cuidadores, acompañados de terapias. Actualmente, se encuentran levantando un censo de familias especiales en el estado Falcón.

HISTORIAS DE FE Y LUCHA

Joseito es el símbolo de inspiración para la creación de esta fundación porque es el hijo de Irene Ferrer, Presidenta y fundadora de esta institución, quien tras un accidente en el hospital adquirió parálisis cerebral, hidrocefalia y estrabismo. Pero la constancia y dedicación de sus progenitores y tras múltiples operaciones a iniciado el proceso de caminar. Actualmente necesita un tratamiento de regeneración cerebral en España que permitiría su recuperación en un 80%.

Ramón Abreu, hijo de Maria Saavedra, es un niño de 14 años que al nacer fue catalogado con sindrome de down, déficit cognitivo y epilepsia. Hace tres años sufrió una caída que ocasionó desplazamiento del fémur en cadera y columna. Esta familia es de escasos recursos y están a la espera de la asignación de una vivienda digna por la Gran Misión Vivienda Venezuela.
Su madre destacó necesitar ayuda para el control neurológico, medicinas y pañales.

Santiago Lugo, hijo es de Angie Larez, niños de 3 años, quien a los cinco días de nacido convulsionó por presentar bilirrubina por alta temperatura, afectando su función cerebral, remitido a neurólogo, fisiatra, cardiólogo y traumatologo. Fue diagnosticado con parálisis cerebral y encefalopatia bilirrubinica. Su representante indicó que mantener sus terapias es cada día más difícil por el alto costo de los mismos. Solicita apoyo para pañales, complejo B y anticonvulsivos que ayudaría al niño.

Cada uno de estas familias y muchas más que abriga FUNGRADEPA, se mantienen en la lucha, creyendo en la solidaridad de médicos, entes gubernamentales que tiendan sus manos para dar un granito de amor por estos inocentes. Por ello solicitan a cualquier ente público o privado un lugar como un comodato para la sede de la fundación, en virtud que actualmente están trabajando desde la casa de su directora.

UNETE a esta iniciativa y brindar un GRANITO de AMOR para estos angelitos.

Comunicate con FUNGRADEPA por el 0424 6917376 o al correo fungradepa@gmail.com

REDACCIÓN:
Patricia Guevara
CNP 14830

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.