El Coordinador Nacional de OPINA considera que las condiciones en las que se encuentra la infraestructura universitaria del país pone en evidencia la trama de corrupción y el mal manejo del presupuesto universitario que ha existido desde siempre.

Caracas.- Las condiciones en las que se encuentra la infraestructura universitaria del país pone en evidencia la trama de corrupción y el mal manejo que ha existido por siempre del presupuesto universitario y que hoy mantiene a estas casas de estudio en situación de cierre técnico, según Irwing Ríos, Coordinador Nacional del partido Opinión Nacional (OPINA).

Ríos destaca que desde hace al menos 10 años las universidades nacionales han enfrentado una situación crítica que se ha agudizado con la pandemia. “Las funciones de extensión, desarrollo e investigación ya no existen pues a la falta de recursos también se le debe sumar la escasez de profesores que abandonaron las aulas porque el sueldo que recibían no alcanza los 12 dólares al mensuales”, expresó.

Recordó que según el comunicado publicado por la UCV el presupuesto de la UCV aprobado por el MPPEU y la ONAPRE para el 2021 corresponde al 2,27% del monto solicitado, mientras que en el anteproyecto del plan operativo anual y presupuesto de 2021 de la USB se solicitaron más de 123 billones de bolívares, pero solo se le asignó  611 millardos de bolívares (1,3 millones de dólares). 

El coordinador nacional de OPINA considera positiva la inspección que desde el Ejecutivo se realiza a los trabajados de recuperación de la infraestructura de la Universidad Central de Venezuela, “pero no es solo  la UCV la que se encuentra en crisis, pues la misma situación enfrenta la Universidad Simón Bolívar, la Universidad del Zulia, La Universidad de los Andes, la Universidad de Oriente, la Universidad de Los Llanos entre otras”.A juicio de Irwing Ríos, es necesario sincerar la situación y asumir que todas las universidades nacionales están en situación deplorable producto de la falta de presupuesto para el mantenimiento y también por la poca transparencia que ha existido en el manejo de los recursos.

“La autonomía universitaria no debe confundirse con la obligación de rendir cuentas. Es en estas casas de estudio donde podemos formar a las nuevas generaciones, a los emprendedores que necesita el país, por lo que lamentamos y cuestionamos enérgicamente la crisis que existe en estas casas  de estudio”.

Ríos destaca la importancia de la presentación de las cifras por parte del Ejecutivo, especialmente del presupuesto anual para las universidades y que se realicen auditorias en las que se demuestre el uso de los recursos. 

A juicio del Coordinador Nacional de OPINA, para la recuperación de estas casas de estudio es pertinente la conformación de una Comisión Especial donde participen todas las áreas universitarias, profesores y estudiantes para que conozcan el monto de los recursos que le asigna el Estado  y  se vigile el destino que se le da a los mismos. “Si todos, sin mezquindad,  participamos en el diseño de las políticas universitarias y velamos por el uso adecuado de los recursos podremos mejorar la situación de las universidades nacionales”, señaló Ríos.

 Finalmente Irwing Ríos expresó que desde Opina, a través de sus militantes, que son estudiantes universitarios, estamos dispuestos a participar en esta comisión y aportar nuestras propuestas para mejorar las condiciones de las universidades nacionales.

Yaveh Alvarez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.