La defensora del pueblo ucraniano, Liudmyla Denisova, pidió hoy a la ONU y a la Cruz Roja su ayuda para evacuar a los soldados heridos que resisten al cerco militar ruso en la planta siderúrgica de Azovstal, en Mariúpol.

Según explicó, «con heridas abiertas, sin la medicación necesaria, en condiciones insalubres y en condiciones inhumanas se encuentran heridos y mutilados (…) los defensores de Mariúpol, militares de la Guardia Nacional de Azov».

Subrayó que los soldados ucranianos de la ciudad costera «están haciendo esfuerzos inhumanos cada minuto para defender el último puesto avanzado y no dudaron en sacrificarse para salvar a Ucrania y al mundo. Ahora el mundo debe salvarlos», aseguró.

Y recordó que, «según el artículo 16 del Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra, los enfermos y heridos gozan de especial protección y respeto».

EFE

Por a1tvsede

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.