La Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ve “evidencias crecientes” de crímenes de guerra en Ucrania por parte de las tropas rusas, mientras el alcalde Mariúpol denuncia la existencia en la ciudad de fosas comunes con varios miles de cadáveres.

Mediante un comunicado, la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, la chilena Michelle Bachelet, aseguró que en Ucrania las fuerzas armadas rusas “han bombardeado indiscriminadamente áreas pobladas, asesinando civiles y destruyendo hospitales, escuelas” y otras infraestructuras no militares.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.