Varias viviendas que fueron construidas en las cercanías de la quebrada de Coro, presentan daños estructurales, dado que el terreno sobre el que fueron erigidas está cediendo.

La situación se evidencia, específicamente, en el sector Las Panelas II, en la intersección de las avenidas Sucre y Alí Primera, según lo comentado por Wilmer Chirinos, quien teme que el problema se agrave con las lluvias de esta temporada.

Explicó que el referido cauce está embaulado, pero con el paso de los años el concreto con el que se cubrió se ha ido cayendo y el agua se está filtrando, provocando grietas en las paredes.

Indicó que solo dos metros separan a su residencia de la corriente de agua, por lo que es cuestión de tiempo para que queden en condición de damnificados.

Reiteró que la solución a esta problemática es colocar nuevas placas de concreto y así evitar que el agua siga ganando terreno, hasta el punto de dejar a varias familias sin techo.

Fuente: Eduardo Ruiz y Javier Reyes/Notifalcón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.