Caminar por el Centro de Punto Fijo ya no es cómodo, las pocas aceras y hasta la calle están ocupadas por buhoneros, puestos de comida rápida, conos y cuerdas para marcar espacios de la carretera a la que no se puede acceder.

Pese a que las principales avenidas del Centro de la ciudad, están llenas de comercios en los que los compradores caminan en busca de ofertas y mejores precios; no hay seguridad. Los vendedores ambulantes siguen a los compradores para incentivarlos a adquirir sus productos y los espacios están tomados por ellos, pero también por los dueños de establecimientos que, incluso han puesto cuerdas y conos para evitar que otros vehículos se estacionen e incluso impiden el tránsito de los transeúntes.

El gobierno municipal ha hecho planes para descongestionar las calles y avenidas de la ciudad, pero actualmente se ven policías caminando las calles, pero no evitan este tipo de acciones que dañan el trabajo que han hecho anteriormente.

También, hay comerciantes que ponen a sus clientes a hacer colas en las afueras de los establecimientos que no respetan el distanciamiento social y muchas veces ni usan la mascarilla aunque en Venezuela no se ha decretado que debe dejar de usarse.

Los usuarios piden a las autoridades devolverle al centro de la ciudad las reglas estipuladas como la descarga de gandolas en la noche para evitar que esto interfiera con el libre tránsito; además que se respeten las aceras y las calles con dos canales.

Fuente: Notifalcón

Por a1tvext

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.